Picada Ideal

Picada Ideal

Noche con amigos, noches de primavera, noches de placeres y gustos populares. Cinco pasos para armar una buena tabla.

1- Lo primero a tener en cuenta es que una buena picada no está determinada por la cantidad, sino por la calidad y variedad. En vez de poner mucho salame y queso, elegí entre 5 ó 7 productos diferentes, sobre todo de buena calidad. No sirve poner mucho y malo. Hacé una excepción, una picada no se come todos los días.

2- Variedad de quesos y fiambres. Quesos, 2 ó 3 tipos diferentes, desde los más suaves a aquellos más picantes. En el caso del salame, si es de la colonia, seguramente será bueno (siempre hay excepciones). En cuanto a los otros fiambres, dependen del gusto y del bolsillo. Podés poner un buen jamón crudo, lomo ahumado, leberwurst. De lo contrario, salame, mortadela, jamón cocido común o reemplazar el salame de la colonia por el milán (es más barato).

3- Que no te falte salame, en cualquiera de sus variedades, la bondiola (no es cara y se asemeja al jamón crudo), jamón cocido, un par de quesos, aceitunas, maní y pan. Hay que tratar de buscar cosas que le gusten a todos. Hay gente que le pone cerezas al marraschino, pero están aquellos a los que no les gusta el agridulce. Si, en cambio, a la mayoría les gustan las aceitunas, el maní o los frutos secos (almendras o nueces).

4- El cálculo, para no quedarse corto o desperdiciar, debe hacerse pensando si es una única comida o entrada. Si es único plato, el cálculo es de 400 ó 450 gramos por persona (pan incluido). Si es entrada, con 200 ó 250 gramos está bien. También tiene mucho que ver si entre los comensales hay mujeres o chicos (comen menos).

5- La presentación. Si los fiambres son feteados, podés hacer una presentación mucho más linda. Podés armar unos rulos. Si no querés trabajar de más, cortá en cubos. Es menos estético, pero más práctico.

¡Sencillo, rico y facil! ¡Que la disfrutes!

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.