Niños envueltos

Niños envueltos

La tradición de una tierra.

Cada plato que se prepara en una cocina de Chile, trae consigo una larga trayectoria que se ve influenciada además por una mezcla de lo autóctono con los aportes de las colonias extranjeras que habitan por este país desde hace muchos años. 

 

Ingredientes: 

  • 4 escalopas de asiento (cortadas finamente).
  • 1 ½ Lonja de tocino. 
  • 2 Huevos duros. 
  • 1 Taza de puré de tomates (al gusto). 
  • 2 cucharadas de Perejil (finamente picado).
  • 1 Pimentón (tipo morrón rojo y cortado en listitas).
  • ½ Zanahoria (pelada y cortada finamente, tipo juliana).
  • ½ Cebolla (esta debe estar cortada en plumas).
  • Ají molido. 
  • Aceite (de preferencia que sea de oliva).
  • ¼ Taza de vino blanco. 
  • ½ Cucharada de harina (dorada).
  • Sal.
  • Pimienta. 
  • Pitillas o palillos de dientes. 

 

Preparación: 

  • Retire la grasa de las escalopas. 
  • Extienda las escalopas y golpee para afinarlas. Agréguele perejil, sal y pimienta. 
  • Cubra con el tocino, este puede ir en trozos y previamente sofrito para que suelte su propia grasa. 
  • Termine de cubrir cada lonja de la escalopa con cebolla, zanahoria y huevo cortados en trozos, por último se añade el perejil. 
  • Enrolle cada lonja y amarre o en su defecto atravesarlos con los palillos. 
  • Colóquelos en un calderón a fuego medio, con aceite caliente hasta que doren. 
  • Suba el fuego y agregue el vino, cuando este evapore, vierta el caldo, el puré y baje el fuego. Déjelo 20 minutos. 
  • Dore la harina, luego de enfriar mezcle con caldo tibio, agregándolo poco a poco y revolver para evitar los grumos. Agregue sal y pimienta al gusto. 

 

Sírvase con puré de papas, verduras o ensalada. Y esparza un poco de perejil sobre el plato. 

Las variaciones de color y la fusión de sabores de la gastronomía chilena, no es más que una muestra de la tradición de una tierra.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.