Buñuelos de calabaza: Receta tradicional

Buñuelos de calabaza: Receta tradicional

Prepará estos Buñuelos de calabaza súper ricos, diferentes y fáciles de hacer.


Esta receta es súper especial y saludable. Lleva muy pocos pasos. 

Ingredientes para los Buñuelos de Calabaza: 

  • 125 gramos de harina
  • 300 gramos de calabaza
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 2 huevos
  • 25 gramos de azúcar
  • Ralladura de la piel de una naranja, una pizca de sal y azúcar para rebozar

Cómo hacer los Buñuelos de calabaza:

1- Pelamos la calabaza, le quitamos las semillas, la troceamos y la ponemos a hervir en agua. Dejamos que la calabaza hierva hasta que estén muy tierna, entonces las sacamos el agua, la escurrimos y la trituramos en la jarra de la batidora, nos quedara con la misma consistencia de la crema espesa.

Reservaremos el agua de cocción de la calabaza, ya que nos hará falta un poco para la preparación de la masa.

2- Separamos las yemas de las claras del huevo. Montamos las claras a punto de nieve y las reservamos. Tamizamos la harina en un cuenco y le agregamos la levadura, el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y las dos yemas de huevo.

Mezclamos hasta conseguir una masa homogénea a la que añadimos, poco a poco, unas 12 cucharadas del agua de la cocción de la calabaza.

3- A continuación añadimos el puré de calabaza y mezclamos para conseguir una masa uniforme. Para conseguir una masa fina y sin grumos o tropezones, podemos ayudarnos de una batidora de mano.

Por último, agregamos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes para que no se nos bajen y perdamos el aire incorporado con el batido.

4- Rellenamos una manga pastelera con una boquilla redonda con la masa. Calentamos abundante aceite de girasol o vegetal en una sartén pequeña y, cuando esté listo, dejamos caer pequeñas porciones de la masa ayudándonos de un cuchillo para que se desprenda de la boquilla.

Volteamos para que se doren por todos lados antes de retirar, escurrir sobre papel absorbente y rebozar en azúcar.

Degustación:

Deliciosos recién hechos y templados, aunque lo recomendable es comerlos fríos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.